Más de dos toneladas de marihuana incautadas en Entre Ríos tras detener a camionero con pedido de captura

 

La Policía de la Ciudad, después de una investigación de varios meses, secuestró en las últimas horas en la provincia de Entre Ríos más de dos toneladas de marihuana que fueron descubiertas en el acoplado de un camión conducido por un hombre de 52 años y de nacionalidad brasileña que tenía un pedido de captura vigente.

Los 2.803 ladrillos de marihuana encontrados tenían como destino la Ciudad de Buenos Aires y fueron secuestrados gracias a las tareas llevadas adelante por personal del Departamento Lucha Contra el Crimen Organizado de la Policía de la Ciudad, en un despliegue que contó además con la colaboración de fuerzas especiales para el traslado del rodado y del detenido.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional de Primera Instancia en lo Federal de Campana, a cargo del doctor Adrián González Charvay y ante la Secretaría  del doctor Raúl Roust, le ordenó meses atrás al personal policial que inicie una investigación para localizar a un camión que podría llegar desde el noreste del país con estupefacientes y que tendría como conductor a un hombre con pedido de captura en Brasil, por fuga de un penal.

Ante esta situación, los efectivos del Departamento Lucha Contra el Crimen Organizado comenzaron con las tareas en el litoral del país para poder interceptar al rodado y detener al buscado.

Fue así como en las últimas horas, el camión marca Scania fue localizado en la provincia de Entre Ríos, con circulación por la Ruta 14 y con sentido a la Ciudad de Buenos Aires.

En consecuencia, los oficiales lo pararon en una estación de servicio, a la altura del kilómetro 27, y tras un intento de fuga de parte del camionero, fue demorado e identificado, corroborando que se trataba de la persona que se buscaba.

A continuación, se pasó a inspeccionar el camión y los oficiales hallaron bultos con panes de marihuana que tenían como destino la Ciudad de Buenos Aires.

El detenido y el rodado, con la cooperación del GAM, DOU y DOEM, fueron trasladados a la dependencia policial en la Ciudad, donde personal de la División Análisis Físicos, Químicos e Industriales procedió al pesaje de los estupefacientes, contabilizando 2.071 kilogramos de marihuana repartidos en 2.803 ladrillos, que contenían un adhesivo especial con la figura de un gorila.

El chofer quedó a disposición de la Justicia y se le incautó además el teléfono celular que llevaba.