Palermo: Fue excarcelado el homicida del joven que pintaba un grafitti.

La denuncia fue realizada por la Doctora Patricia Apesteguy,  quien actualmente oficia de  abogada de la familia del joven de 17 años,  La Justicia liberó al victimario aunque fue procesado por homicidio con exceso de legítima defensa. Una nota publicada en el portal El Intrasigente revela detalles y cuenta porqué le parece desacertada esta decisión. 

Christian Martínez Rodríguez, de 17 años y de nacionalidad colombiana, fue asesinado a fines de julio por un vecino del barrio porteño de Palermo cuando el joven pintaba un grafiti en las paredes de una fábrica abandonada. El hombre disparó tres veces porque pensó que se trataba de un delincuente. Hoy, la Justicia le concedió la excarcelación aunque fue procesado por homicidio con exceso de legítima defensa. “Nosotros ahora vamos a apelar esa decisión”, afirmó hoy la abogada de la familia de la víctima, Patricia Apesteguy, en diálogo exclusivo con El Intransigente.

“Nos parece un disparate, (va) a pasar el proceso en libertad”, enfatizó la letrada al tiempo que explicó que “la regla en Derecho Penal es la libertad (…) si se demuestra que (el victimario) está en derecho, si se presenta en el juzgado, (si se demuestra) que tiene arraigo, es decir, que tiene casa, familia, que tiene un trabajo. Eso da señales de que no se va a escapar”.

Acto seguido, lanzó: “Sin embargo, otro de los requisitos es que no entorpezca el procedimiento, y el arma de calibre 22 no apareció. En el allanamiento no estaba o alguien se la llevó, aparentemente, y la policía no requisó a la persona que se la llevó. Eso es indicativo, justamente, de entorpecer el procedimiento”.

Además, Apesteguy detalló que el vecino de Palermo “no tenía permiso ni para tenencia ni para portación, ni para ser dueño de armas, porque nunca lo solicitó”. “Tenía varias armas y municiones de distintos calibres. Eso fue allanado en su propiedad. Entonces, es una situación compleja”, enfatizó al ser entrevistada por este medio.

Al ser consultada si la decisión adoptada por la Justicia se basa en la ley de Defensa Propia, la abogada afirmó y explicó: “La propia jueza puede inferir que se hizo en legítima defensa, porque aparentemente Christian había pasado por su propiedad o había tocado su propiedad…pero no la había forzado ni hubo ningún ataque del que tuviera que defenderse”.

Asimismo, señaló: “El chico no tenía ningún arma. No sólo no tenía armas, sino que no forzó con sus manos, a pesar de tener un aerosol, la ventana o la puerta para querer ingresar al domicilio. Esa es la morada, no es el techo. Si hay alguien en el techo, no lo bajás a tiros por más que tengas todos los permisos y las armas reglamentarias”.

Cabe señalar que el hombre que recuperó hoy su libertad no tiene antecedentes. “Por eso también le han otorgado la excarcelación. Con una persona con antecedentes, sería un despropósito darle la libertad”, sumó. A continuación, la letrada no dudó en criticar al Poder Judicial al señalar que en Argentina se utiliza la prisión preventiva para cuestiones de menor importancia que la vida.”Para delitos que son de índole económico, en los que el bien jurídico protegido es el patrimonio del Estado, la gente va presa por las dudas”, se quejó.

Y agregó: “En este caso, el bien jurídico protegido, violado, es la vida que es el bien jurídico por excelencia, es el que más se protege, porque es el que más pena tiene en el Código Penal, y si es agravado, hasta tenés perpetua. En otros delitos no tenés perpetua. Entonces, me parece un disparate. Si bien, como penalista, digo que la regla es la libertad. Yo he escrito bastantes artículos de doctrina, la regla es la libertad, pasar el proceso en libertad, pero en nuestro país no es lo que sucede. No considero que para este caso sea pertinente, para nada”.