Palermo: Muestra mejorías el nene que sufrió la picadura de un alacrán

escorpionEl pequeño estuvo en terapia intensiva 7 días. Estos arácnidos proliferan en todo el país por el calor y la humedad. Piden prevención.

 Tobías está “lúcido” y mantiene una “lenta evolución clínica”, por lo cual se programó “el alta sanatorial a con seguimiento ambulatorio por el servicio de cardiología infantil”.
Tras la picadura el sábado 7 de enero, Tobías sufrió cuatro paros cardiorrespiratorios en el sanatorio por el veneno del arácnido, lo cual obligó a los profesionales a realizarle una resucitación cardiopulmonar.
“Mi hijo empezó a sentir que algo le picaba y vomitó. Lo llevamos de inmediato a la guardia del sanatorio y confirmaron la presencia del veneno de un alacrán”, relató Gastón, padre del pequeño, en declaraciones televisivas.
“Cuando lo atendieron, nos dijeron que ya estaban preparando un antídoto en el hospital Posadas y que iban a traerlo en ambulancia. Por mi preocupación y para no demorarnos, fui a buscarlo yo mismo. Cuando llegué, mi hijo ya tenía convulsiones”, agregó.
“En sólo 24 horas, la picadura hizo estragos en mi hijo, que estuvo hasta hace poco en estado crítico”, señaló el padre de Tobías.
El hombre indicó que no es la primera vez que vio alacranes en su casa, en la que también vive su sobrino de 11 años. “Ya fuimos picados mi mujer y yo. Estamos esperando que vengan a fumigar”, concluyó.
Proliferan por el calor
Con los calores, y la humedad, en todo el país han proliferado estos peligrosos arácnidos.
A principios de año, el Ministerio de Salud de la Nación publicó en su sitio web un instructivo para prevenir los ataques de estos arácnidos, en donde se recomienda, entre otras cosas, evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes y mantener un aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

 En la mayoría de los casos, la picadura de alacrán se identifica por el dolor agudo e intenso en la zona donde se produce el aguijonazo. La picadura tiene varios estados de daño, hay algunas que son sólo locales, lo que produce un gran dolor, pero no llega a producir incidencia en los tejidos. En este tipo de picaduras, no corre riesgo la vida de la persona. Otras picaduras producen envenenamiento generalizado.