Le quitaron la licencia a un taxista “caza Uber” que atacó a un remisero en Palermo.

En la madrugada del 27 de octubre del año pasado el taxista Nicolás Beno atacó con una gomera metálica un remís que circulaba por Palermo. Supuso que el remisero manejaba un Uber y le hizo estallar la luneta del vehículo. El conductor lo persiguió y mientras tanto dio aviso a la Policía, quienes lograron detenerlo e incautarle la gomera. Hoy se conoció el fallo de la Justicia: Beno fue condenado a dos meses de prisión en suspenso y a dos años de tareas comunitarias. Y además quedó inhabilitado para conducir un taxi durante 5 años.

Es la primera sanción de este tipo. Luego de un juicio abreviado, Beno confesó la autoría de los hechos. La Secretaría de Transporte porteña -con fundamento en el Código de Tránsito y Transporte- le declaró la caducidad de la licencia de taxi y la inhabilitación, en los próximos 5 años, para ejercer el Servicio Público de Automóviles de Alquiler con Taxímetros en la Ciudad.

En este caso, la denuncia fue realizada por el chofer del remís; que por otra parte no usaba Uber, sino Cabify, que también es una aplicación, pero tiene una modalidad que se ajusta a la regulación de los remises, por lo cual es legal.

El hombre relató que circulaba con un pasajero por avenida Córdoba y Gascón, en Palermo. De repente sintieron como una explosión en la luneta del vehículo. El vidrio quedó totalmente destruido, pero las partes no se desprendieron porque tenía colocado un film antivandálico. Cuando pudo chequear que tanto él como su pasajero se encontraban bien, sin lesiones, entonces comenzó a perseguir al taxista, mientras que llamaba a la Policía.

Esta condena se da en un contexto en el que han recrudecido los ataques “caza Uber”. Ayer por la madrugada, en los barrios de Almagro, Villa Crespo y Flores, incendiaron cinco autos. Los ataque son atribuidos a grupos de taxistas que se oponen al funcionamiento de esta aplicación en la Ciudad. Y según la empresa, en lo que va del año ya hubo 750 ataques: amenazas, escraches y hasta disparos. Y 250 han sido denunciadas formalmente en la Justicia.

Durante el juicio abreviado, la jueza en lo Penal, Contravencional y de Falta Nº 9 de la Ciudad, María Martínez Vera, condenó a Beno a dos meses de prisión en suspenso por considerarlo autor penalmente responsable del delito de daño en forma dolosa. Y ordenó que, durante los próximos dos años, realice un taller de Convivencia Urbana dictado por la Subsecretaría de Promoción de Derechos Humanos de la Nación.

Además, como parte de la condena Beno está obligado a realizar un curso de Reeducación Vial dictado por la Subsecretaría de Movilidad Sustentable y Segura. También debe cumplir 30 horas de actividades en la Oficina de Apoyo a Familias de Víctimas de Tránsito en la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

En agosto, la Sala 7 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional había confirmado el procesamiento de otro taxista, Martín Facundo Sensón, de 32 años. En este caso, fue imputado por los delitos de lesiones leves, daños y coacción. También sobre avenida Córdoba, en Palermo, Sensón interceptó a otro conductor de Cabify y lo golpeó en la cabeza. El atacante quedó procesado sin prisión preventiva y recibió un embargo por $ 100.000. Y al mismo tiempo, el Gobierno porteño le suspendió la licencia profesional de manera transitoria hasta que recaiga sentencia definitiva en la causa penal. Si lo condenan, la baja de la licencia será definitiva.

Lo cierto es que los ataques no cesan y los dirigentes no ayudan, al contrario, promueven la violencia. Cuando Sensón quedó procesado el titular de “Taxistas Unidos”, Marcelo Boeri, llamó “cínico hijo de remil putas” a Juan José Méndez, el secretario de Transporte porteño.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...