Palermo: Último adiós al distinguido pintor argentino Jorge Demirjian

El artista Jorge Demirjian falleci a los 86 años de edad.  Fue vínculado al neofigurativo  que surgió a fines de los años cincuenta y se desplegó durante los sesenta.  Fue uno de los protagonistas más relevantes del último medio siglo de la pintura argentina.Hizo converger en su obra el color restallante con el vigor del dibujo y la espontaneidad compositiva, siempre asociados a una figuración expresionista y desinhibida

 

Discípulo de Emilio Pettoruti y de Horacio Butler, en sus talleres estudiaba y creaba junto a otros alumnos como Ricardo Carpani y Lucio Fontana.  Representó a nuestro país en la Bienal de Venecia de 1972, la muestra de arte más importante del mundo.

Nacido en 1932 en Buenos Aires, descendiente de armenios, Demirjian fue un artista de larga e importante trayectoria. Dueño de una pintura figurativa, expresionista, potente (que muchos vinculan con la Neofiguración), resultó becado en Francia en la década del ’60 desde donde, más tarde, se trasladó a los Estados Unidos. En ambos países, realizó diversas exposiciones.

En 1968, ya de regreso en Buenos Aires, participó de la emblemática generación artística del Instituto Di Tella. Dos años más tarde, ganó una beca del gobierno inglés para cursar un posgrado en la Slade School of Fine Arts. Fue un poco después, en 1976, cuando conoció al gran Francis Bacon.

Durante esta década, expuso en galerías y espacios de arte en Argentina y Europa hasta que, en 1980, decidió volver a radicarse en nuestro país. Aquí, además de pintar y dibujar, fue profesor de la Escuela Superior de Bellas Artes de la Nación, Ernesto De La Cárcova (actualmente parte de la Universidad Nacional de las Artes, UNA). .

Poseen obras suyas las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), el Museo de Arte Contemporáneo (Macba), el Moma de Nueva York, el de la Universidad de Austin en Texas (Estados Unidos), el de Arte Moderno de Bogotá; el de Bellas Artes de Erevan (Armenia); la Biblioteca Nacional de París (Francia); el Banco de Boston (en esa ciudad norteamericana); y el Fondo Nacional de Arte Contemporáneo de París (Francia), entre otras colecciones privadas.

Amigo de Gorriarena, Demirjian fue autor de un dibujo sólido, fuerte, de una construcción de la figura humana compleja y de composiciones que se vinculan a la realidad pero que no responden estrictamente a ella. En una entrevista realizada hace algunos años, comentó: “Lo mío siempre fue la pintura”. Y agregó más tarde que, más allá de posturas formales o ideológicas, merecía terminar su historia con una gran libertad. Así ocurrió: un creador sólido, con algo de reflexiva, exquisita y muy personal trayectoria.

Sus restos fueron velados este miércoles en la iglesia Armenia, en Armenia 1353, en el barrio de Palermo, Buenos Aires.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...