Palermo: Charly García brindó un recital sorpresa en un bar de la zona.

“Hoy hay zapada de Say no more”. Eso decía el mensaje que empezó a difundirse anoche, cerca de las 23, entre miembros del círculo íntimo de Charly García . Una hora después, el músico estaba sentado con Hilda Lizarazu en un sillón de cuero en Carnal, un bar de Palermo ubicado en Niceto Vega 5511. Afuera, más de treinta personas trataban de ingresar para confirmar si el rumor de un posible show de García era cierto. Y lo era.

“Mick Jagger es mufa, lo vi en la tele”, continuó bromeando García en referencia a la aparición del cantante de los Rolling Stones en el partido de Inglaterra y Croacia. Y agregó: “Nada de hinchar las pelotas con los Stones hoy”. Una vez que solucionaron la dificultad técnica, Nicolás Bereciartúa, el hijo de Vitico, se sumó al grupo con su guitarra para una versión de “Rezo por vos” -y se quedó hasta el final de la presentación- que hizo que el publicó se olvide que estaba en un bar y se ponga a saltar. “Por favor no se lastimen, posta no se aprieten”, dijo el “Zorrito” Von Quintiero.
Charly y un show inesperado
Charly y un show inesperado Fuente: LA NACION – Crédito: Manuel Buscalia

La banda siguió repasando la discografía de García con “Me siento mucho mejor”, “Yendo de la cama al living” y “No se va a llamar mi amor”. Todo pareció terminar cuando el músico bajó del escenario, pero Lizarazu comenzó a cantar las primeras estrofas de “Ojos de Videotape” y la voz de García, que estaba sentado en un sillón frente al escenario, se sumó a la mitad del tema. Al final, sonó “Solo un poquito no más”, que terminó con Lizarazu cantando el estribillo de “Chipi Chipi” para cerrar un show de casi cincuenta minutos con un García afilado y de buen humor. “Thank you”, dijo antes de retirarse.