En la Ciudad: Mañana se definirá como sigue el conflicto de los empleados del Subte y Premetro

El conflicto en el subte continúa: la semana próxima es probable que hayan más medidas de fuerza que podrían afectar el servicio. Los metrodelegados definirán este lunes cómo sigue su plan de lucha. Y lo harán en un plenario a puertas cerradas, en la sede de Carlos Calvo al 2300 de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP). Esta reunión de la cúpula del gremio que le disputa el poder a la UTA llega después del paro de todas las líneas que hicieron el martes, tras la detención de 16 trabajadores, entre ellos el secretario adjunto de los metrodelegados, Néstor Segovia.

“El lunes se realizará un plenario de delegados, a puertas cerradas, en el que se evaluará el desarrollo del conflicto y las nuevas medidas que llevaremos adelante en el marco del plan por continuar discutiendo las paritarias y exigiendo el retiro de las sanciones a los compañeros que levantaron molinetes”, afirmó a Télam Enrique Rositto, secretario de prensa de la AGTSyP.

El conflicto comenzó a mediados de abril, porque los metrodelegados no aceptan el acuerdo paritario del 15,2% en tres cuotas firmado que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) firmó con Metrovías y la Subsecretaría de Trabajo Porteña.

La cuestión es que, en marzo pasado, la Corte Suprema le quitó a la AGTSyP la personería gremial, que le había sido otorgada por el gobierno kirchnerista. Y la UTA es el único sindicato habilitado para discutir los salarios.

Y ahora los metrodelegados se pusieron en pie de guerra contra una paritaria con un aumento al que consideran insuficiente y reclaman que los dejen participar en las negociaciones. Quieren que reabran las paritarias y poder negociar con el gobierno, pero la justicia no lo permite.

Inicialmente, el gremio disidente comenzó a protestar levantando molinetes. Después, hicieron una ronda de paros rotativos. En el marco de las protestas, Metrovías suspendió a 150 trabajadores.

El martes, de 0 a 12, los metrodelegados estaban haciendo un paro en las líneas E y H cuando la Policía de la Ciudad bajó a los túneles de la estación Las Heras. Hubo un enfrentamiento, porque desde Metrovías intentaban ofrecer un servicio de emergencia y los gremialistas lo impedían. Fue entonces que lo detuvieron a Segovia, entre un total de 16 trabajadores.

La última medida de fuerza fue el jueves, cuando los metrodelegados liberaron molinetes en la línea H y entregaron folletos explicativos del conflicto del subte a los usuarios. Y este lunes anunciarán más medidas de protesta que podrían complicar a las 1.300.000 personas que viajan en subte por día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...