Palermo: Atraparon a la banda de delincuentes “Los chicos bien”

 

El hecho ocurrió cerca de las 3 de la madrugada en la zona de Ravignani y Gorriti, un área repleta de bares y restaurantes,que en la víspera de un feriado tenía un movimiento de fin de semana. Fue  una madrugada agitada por el estruendo de los balazos y una intensa persecución que dejó 5 jóvenes detenidos, uno de ellos menor de edad.

Todo comenzó cuando una patrulla de la Policía de la Ciudad sospechó de los ocupantes de una Jeep Renegade, que se movía con las luces apagadas y a la que vieron subir un muchacho “de forma presurosa”.

Uno de los policías da la voz de alto y al querer detener la acción de la 4×4, el conductor pone marcha atrás y en un intento de maniobra evasiva choca con otros dos vehículos estacionados.

Uno de los sospechosos apunta con un arma, la policía responde a los tiros. Los 5 ocupantes del Jeep logran zafarse de la situación y se inicia una persecución, que se terminó en Dorrego y Honduras, a unas tres cuadras del comienzo la situación.

Los detenidos son todos argentinos, uno de ellos es menor de edad. Los demás, de entre 22 y 39 años. Dentro del Jeep había una réplica de una pistola, además de otros elementos que alimentan la sospecha que se trataba de una banda con un modus operandi particular.

Según los investigadores, los delincuentes observan en detalle el interior de los autos y cuando detectan llaves de viviendas, rompen algún vidrio del auto para tomar esas llaves y documentación que les permita dar con la dirección de la propiedad, para luego atacar la casa en cuestión.

Uno de los autos que el conductor del Jeep chocó en su intento de fuga fue un Renault Sandero, que justamente había sido atacado minutos antes. Su dueño declaró que le rompieron un vidrio para robarle un juego de llaves y documentación. Esos elementos aparecieron a unos 40 metros del lugar del hechos, tirados en la calle. Además, las llaves de la Sandero estaban dentro el Renegade.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 63, a cargo de Gabriel Nardiello, quien caratuló la causa como “tentativa de robo, daño y disparo de arma de fuego”.

Y trascendió un dato llamativo: el titular del Jeep Renegade, cuyo valor está por arriba del medio millón de pesos, es la madre de uno de los jóvenes detenidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...