Palermo: Hermann, el tradicional bodegón alemán, cerró sus puertas.

El propietario del inmueble no quiso renovar el contrato y el dueño del restaurante decidió cerrar las puertas de ese local gastronómico.Los trabajadores temen no cobrar las indemnizaciones.

El histórico restaurante de comida alemana Hermann, ubicado frente al Botánico, cerró sus puertas porque el propietario del lugar decidió no renovar el contrato de alquiler y los trabajadores reclaman el pago de las indemnizaciones.

Hermann fue inaugurado en la década del 40 y declarado sitio de interés cultural por la Legislatura porteña en el año 2000. Ubicado estratégicamente en la esquina de Santa Fe y Armenia, Hermann fue un bodegón que recibió a miles de familias a lo largo de los años.

Las persianas metálicas del restaurante están bajas, los candados cerrados. Sus empleados se juntaron en la puerta y buscan una respuesta por parte de su dueño “Manolo” Barral.

“Hace 34 años que trabajo ahí. Siempre estuvo lleno el restaurante y ahora nos dicen que no hay plata para pagarnos las indemnizaciones”, aseguró uno de los mozos en declaraciones radiales.

Y agregó: “Toda mi vida está ahí adentro. Pasé mi juventud, muchas veces abandoné a mis hijos para ir a trabajar. Esperemos que el dueño nos dé una respuesta”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...