Palermo: Un local de muebles exhibió un pony en su vidriera y se armó una polémica

Un pony pequeño fue exhibido en la vidriera de un local, a modo de publicidad y para llamar la atención del público.

Los organismos protectores de animales denunciaron al dueño del negocio por crueldad y maltrato animal; el pequeño caballo fue trasladado a un establo

El barrio de Palermo Soho tuvo un comienzo de semana algo extraño. Un local de decoración y muebles exhibió en su vidriera a un pony de la raza Falabella, la más pequeña del mundo. Inmediatamente, las redes sociales se inundaron de fotos y videos del caballito “Tuco”. Pero no pasó mucho tiempo antes de que los organismos protectores de animales denunciaran por crueldad al negocio.

Sasha Fradusco, el dueño del local que lleva su apellido, ubicado en Serrano y Niceto Vega, defendió la presencia de “Tuco”, el caballo que mide entre 70 y 85 centímetros de alto, dentro de la mueblería: “La idea era regalarle una semana a los niños para que interactúen con los caballos sin ningún tipo de fin económico. Dejamos que se mueva libremente por todo el local”. Otro de los dueños del local afirmó que el animal “no tiene estrés”.

El dueño también alegó que previamente habían ido veterinarios al lugar a constatar que estuviera en condiciones para el pony. “En el local se prepararon dos escenarios, uno con sol y otro con sombra. Como Tuco es muy social, eligió la vidriera”.

La Fiscalía de la Ciudad se llevó al pony e imputó al dueño. Tras su intervención, la Fiscalía de la Ciudad difundio un comunicado en el que explicó la situación de Tuco: “Se secuestró a un pony que estaba siendo exhibido en la vidriera de un local comercial en el barrio de Palermo y el fiscal Matías Michienzi imputó al dueño del comercio y al propietario del caballo por maltrato animal”.

“El pony fue trasladado a otro lugar para resguardo acorde a las necesidades de su especie y además para verificar sus condiciones de salud.El fiscal dispuso del traslado del pony para evitar que continuaran los actos de maltrato y/o crueldad animal al que estaba siendo sometido”, se destaca en el comunicado difundido.

Pese a que el dueño manifestó haber llevado veterinarios para constatar que el lugar estuviera en condiciones, la Fiscalía dispuso #la intervención de los organismos de control para que verifiquen las condiciones de funcionamiento del comercio, como así también de la documentación del animal, su origen y controles veterinarios, ordenándose una batería de medidas probatorias del caso”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...