Palermo: Estudiantes del Colegio Nicolás Avellaneda filmaron el estado de infraestructura

En respuesta a un spot publicitario del Ministerio de Educación porteño, el Centro de Estudiantes filmó el abandono de infraestructura en que se encuentra el colegio. El vídeo fue publicado en la web de PáginaI12, tras lo cual aparecieron las promesas de soluciones.
“Hace 11 años que el macrismo no pone un peso en nuestro colegio”, dicen desde el Centro de Estudiantes. 

“¿El Avellaneda para cuándo?”. La pregunta la hacen los alumnos del colegio secundario Nicolás Avellaneda, ubicado en el barrio de Palermo, como respuesta al spot grabado por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien publicitó un plan de infraestructura con obras en todos los edificios escolares de la Ciudad. Los adolescentes le contestaron con la misma moneda: filmaron un video idéntico a la publicidad estatal, pero en esta ocasión, las imágenes fueron de escritorios y sillas destruidas, paredes descascaradas y vidrios rotos, que revelan el verdadero estado de la escuela. “Hace 11 años que el macrismo no pone un peso en nuestro colegio salvo para problemas básicos de mantenimiento” sostuvo a PáginaI12 Santiago Legato, presidente del Centro de Estudiantes de la institución.

Si uno suele caminar por las calles de Palermo es difícil que no se haya topado, alguna vez, con el Colegio Nacional Nicolás Avellaneda. La escuela se instaló hace casi un siglo en el barrio y todos los años, casi 700 alumnos asisten a las clases en los turnos mañana, tarde y noche. Ahora bien, ¿qué sucede si la caminata se cambia por un mapa virtual que dispuso el ministerio de Educación porteño? Eso mismo quisieron saber los alumnos del Avellaneda al ver la publicidad oficial del Gobierno de la Ciudad, en el cual la funcionaria destaca “el plan súper ambicioso de infraestructura” que inició el gobierno porteño este verano e inaugura un buscador digital –dividido por niveles, distritos, nombres o dirección de los colegios–  y un plano virtual de la Capital para verificar cuáles fueron los arreglos que se realizaron en los edificios escolares. “Si querés saber qué obras hicimos en tu escuela mirá este video”, invitó la ministra.

La respuesta a la invitación de Acuña también llegó en formato digital. Un grupo de estudiantes filmaron una parodia al video oficial, que empezó con la búsqueda de su escuela en el buscador promocionado. El Avellaneda brillaba por su ausencia. A continuación, en la grabación se reproducen una serie de fotografías que evidencia la real situación del colegio, que aparentemente no fue parte del plan “súper ambicioso”. En distintas aulas, se multiplican sillas rotas y sin respaldo, escritorios arruinados, paredes con manchas de humedad y vidrios rotos. También aparecen columnas del patio debilitadas y baños sin tapas de inodoros ni puertas.

“La situación edilicia de este colegio viene desde hace años. En 2016 nos reunimos con la Cooperadora de la escuela para solucionar esta problemática. La respuesta está en las imágenes del video”, sintetiza Legato. El presidente del Centro de Estudiantes explica una costumbre que tienen casi todos los alumnos antes de tener la primera clase del día. “Antes que toque el timbre, todos tenemos que salir a recorrer otras aulas para buscar bancos vacíos”. Una verdadera búsqueda del tesoro.

Tras las imágenes, el video continúa con un anuncio: en un fondo amarillo, los alumnos explican que “como el Avellaneda, somos muchas las escuelas que estamos postergadas por esta gestión”. La situación edilicia es uno de los reclamos más recurrentes que hace la Coordinadora de Estudiantes de Base, que agrupa alumnos de casi 30 colegios (entre ellos, las escuelas Mariano Acosta, Carlos Pellegrini, Lenguas Vivas, por citar algunos ejemplos). “Este destrato es parte de una política de vaciamiento y desprestigio que lleva adelante el gobierno porteño. Día tras día, lo vemos con los docentes. Con nosotros, los alumnos, sucede lo mismo y cuando protestamos, desvían el eje caracterizándonos como vagos que no queremos estudiar”, estableció Legato, quien se encuentra en el último año de cursada.

El resto de la historia fue inesperada hasta por los propios estudiantes del Avellaneda. La alumna que grabó y editó el video –quien prefiere reservar el anonimato por temor a represalias– subió la grabación a las redes sociales, sin mucho aviso. Pocas horas después, la parodia del spot oficial alcanzó casi 30.000 reproducciones en Facebook. El video fue publicado en la web de PáginaI12 y en los días siguientes, apareció por la escuela personal de la empresa Sehos S.A. (encargada del mantenimiento de los edificios escolares de la Comuna 14) revisando las instalaciones. Incluso, legisladores porteños llamaron al director del Nicolás Avellaneda “para solucionar el problema”.

“A nosotros, como Centro de Estudiantes, también nos llamaron supervisores de infraestructura, quienes se mostraron muy interesados en saber quién ideó el video, si había sido una iniciativa de los profesores. Es increíble, hasta subestiman nuestra capacidad”, explicó Legato. Un vocero del Ministerio de Educación le informó a este diario que las obras en este colegio de Palermo “se iniciarán en las próximas vacaciones de invierno”.

El video grabado por los alumnos respetó todas las características del spot oficial. El final no podía ser la excepción: al igual que la ministra, los estudiantes invitan a un descubrimiento individual. “Y vos, ¿también te creés que arreglan las escuelas”, cierra la grabación.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...