“La vi salir moribunda y escuché los gritos”, contó Leonardo; el encargado del edificio ubicado en pleno barrio porteño de Palermo donde tuvo lugar el ataque. Si bien todavía se desconoce cómo se originó la agresión, la policía detuvo al hombre- Gerardo Billiris, un anestesista de 40 años- y lo trasladó a la comisaría 23.

“Yo le vi cortes a la chica en la cabeza y botellas rotas en el palier. Esto ocurrió en el sexto piso”, agregó el encargado e incluso contó que el sospechoso le dijo “que no sabía lo que había ocurrido” y “De hecho me preguntó qué era lo que había pasado”.

Las primeras hipótesis plantean que el médico golpeó a la joven que cayó sobre una mesa de vidrio  y ésta al romperse le provocó diversos cortes profundos en especial el área del rostro.

“Hubo rotura de vidrios y el pasillo está lleno de sangre”, destacó el encargado que además señaló que la ambulancia tardó 40 minutos en llegar mientras la joven, de unos 20 años, estaba toda cortada y golpeada. La chica fue trasladada al hospital Rivadavia, donde está internada en grave estado.

Billiris, graduado de la Universidad de Buenos Aires, se desempeña actualmente como coordinador del grupo pediátrico del Hospital Militar, en el área de Anestesiología.

Fuente:  Diario Registrado