Palermo: “Halloween”, una celebración importada que se festeja en el barrio

halloweenA sacar los colmillos. Esta noche no importa la actualidad. Con disfraces hot, caretas de Cristina, Scioli, Macri, Donald Trump y tragos presentados como brebajes, la celebración de Halloween –una tradición celta, importada de Estados Unidos–, saldrá de los countries y colegios privados bilingües –donde ya es habitual– para “aterrar” en bares, boliches, restaurantes y hoteles de lujo de todo el país. Las “brujas” usarán medias de red y habrá mucho varón disfrazado del pirata Jack Sparrow dando vueltas por Palermo, según confirman dueños de casas de disfraces y organizadores de eventos consultados por Clarín. Para ellos no hay dudas: la noche de brujas ya es más popular entre grandes que chicos.
Desde la principal cervecería hasta el Faena Hotel, pasando por tiendas de golosinas, gimnasios y boliches de Palermo, todos tienen propuestas para dejar a un lado los prejuicios y dar un toque sexy a esta “Víspera de Todos Los Santos”, nombre real de la celebración. Clarín recorrió esta semana las tiendas de disfraces más conocidas de la Ciudad y fue testigo del furor de los adultos. Según los dueños de los negocios, el alquiler de trajes creció en promedio un 60% respecto del año pasado. Se acabaron los disfraces en muchas casas (algunas llegaron a alquilar hasta 400 disfraces en la última semana) y para satisfacer a los clientes, los locales aumentaron el stock de máscaras, pintura blanca para la cara, heridas ficticias y sangre de cotillón. “Este año Halloween explotó porque se sumaron los adultos como nunca antes”, dice Martín Burgueño, de Todo Disfraz. “No damos abasto. Hay más fiestas que nunca”, señala Marín.
Los disfraces clásicos –de pirata o caperucita– oscilan entre $250 y $600. Y los muñecos –llamados “cabezones”, en la jerga del disfraz y representados por el dinosaurio Barney, los Pitufos, el caballo de dos cuerpos o el Superpancho– van de los $320 a los $490. Los precios se disparan a $800 si se elige un set de maquillaje profesional.
“Las reservas comenzaron en octubre. Las mujeres eligen lo sexy (Daenerys, de Game of Thrones; Novia Zombie, Maléfica) y los hombres se inclinan por vampiros, superhéroes o algo que les resulte divertido”, cuenta Miguel Angel Carasso, asesor de disfraces. Rocío Arriola, otra vendedora, agrega que “las chicas vienen buscando un disfraz de terror pero si les queda mejor el de Dama de Corazones se llevan ese”.
Pero Halloween comenzó anoche. En el Tattersall de Palermo, muchos de estos disfrazados bailaron en la Halloween Elevation Party, donde no hubo lugar para el haragán que se puso un guardapolvo y dijo “voy de médico”. El dress code de la entrada sentenciaba: “Disfraz de Halloween obligatorio”. Quienes compraron la entrada por Internet, disfrutaron de un tren fantasma, un laberinto y un cementerio en plena dance floor. El Palacio Alsina (Adolfo Alsina 940) tuvo su revival del terror con la segunda edición de su fiesta “Ataque ochentoso” y Zeta Bosio y Javier Zuker le pusieron volumen, y thriller, a la noche.
Hoy, en el mismo lugar, esperan recibir muchos zombies más en su Fiesta Halloween. Y el gimnasio Megatlon ofrecerá una fiesta gratuita para todos sus socios y empleados en el Golf de Palermo.
Los hoteles de lujo serán los otros territorios Halloween por excelencia. Hace 10 años sólo el Faena Hotel abría puertas para importar la celebración. Hoy, casi todos los hoteles de la ciudad ofrecen alguna propuesta temática. En el pionero Faena esperan esta noche 250 personas. “El 95% de la gente viene disfrazada como quiere. Halloween es la fiesta del año para nosotros. Este año la fiesta se llamará Black Halloween y el concepto es el Cisne Negro. Todo el personal va a estar maquillado como Natalie Portman en esa película”, cuenta los organizadores. El Sheraton de Pilar anuncia menú Halloween.
Los boliches asustan más con los precios de la entrada: $250 promedio. Hoy Rosebar, en Palermo, tendrá su Horror Freak Show donde no hace falta ir disfrazad. Para los que prefieren vestir más trendy (a la moda) que freak, Club 69 no pide disfraz pero dará un exclusivo show de Noche de Brujas. Todo para mayores de 18, una muestra de que Halloween, por ahroa, es de los grandes.