Palermo: La Justicia ordenó demoler un edificio que excedía su altura

Fallo judicial

Está en construcción frente a la Plaza Armenia. El proyecto prevé seis pisos y el doble de superficie que lo legal. Los vecinos presentaron dos amparos y un juez les dio la razón.

 Edificio La Justicia porteña ordenó demoler un edificio en construcciónfrente a la Plaza Armenia, en el barrio de Palermo.
Una nota publicada en el Diario Clarín informa que el proyecto fue aprobado en 2009, pero según el fallo, no cumple con el código urbanístico autorizado, ya que tiene una superficie cubierta superior a 1.288 metros cuadrados, más del doble del máximo permitido en el lugar, que es de 504 metros cuadrados.

El edificio está en la calle Armenia 1850, y fue denunciado por organizaciones de vecinos que presentaron dos amparos advirtiendo que la construcción supera ampliamente la superficie construida permitida, “violando la normativa y generando un alto impacto visual y ambiental”.

Según el fallo, dictado por el juez porteño Roberto Gallardo, los planos del emprendmiento fueron registrados en el año 2009 ante la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, para la realización de un proyecto de viviendas, cocheras y local comercial en planta baja.

Se trata de un edificio de 6 plantas (sótano, planta baja y cuatro pisos) construido sobre un terreno de 317,5 m2, y que alcanza una superficie construida que, según el plano, varía entre de 1.248,31 m2 a 1.288,23m2. El edificio se encuentra ubicado en una zona clasificada como R2b1, que admite un factor total de ocupación (FOT) de 1,6, explicó el juez en su resolución. “Como consecuencia de la aplicación de las normas referidas, y teniendo en cuenta la superficie del terreno, el máximo a construir asciende a 504,87 m2”, agregó.

La obra está paralizada desde 2012 por medidas cautelares dictadas a raíz de informes técnicos que indican, entre otras cuestiones, que existe “exceso de superficie”, que el “edificio sobrepasa la altura máxima permitida” y que “la construcción no da cumplimiento a la normativa contra incendio”.

El juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario Gallardo dispuso “la inmediata demolición de la construcción actualmente existente, y la limpieza de escombros y residuos dejando el inmueble en perfectas condiciones de higiene, sin afectar la seguridad de los vecinos”.