Palermo: La Costanera Norte intentará nuevamente ser un polo gastrónomico de élite

costaneraCostanera Norte es un corredor que da a la costa y que va del barrio Recoleta, hasta Ciudad Universitaria, pasando por el barrio de Palermo.

 Sin embargo, su zona más famosa es la que abarca a una docena de restaurantes, habitúes en muchos casos de famosos que gustan de encontrarse en esta zona ribereña.

Inconfundible también para turistas o viajeros, por los tradicionales ‘carritos’ que algunos comparan con los ‘foodtracks’ de Nueva York pero en su versión porteña, con el río más ancho del mundo de fondo y la más típica comida argentina: choripanes y sándwich de bondiola o asado.

En décadas pasadas, como la de los 70 y los 80, la Costanera Norte fue símbolo de gastronomía de primer nivel y reducto de famosos. Con el paso del tiempo y los sucesivos cambios de administraciones en el gobierno de la Ciudad, el escenario fue mutando.

De hecho, perdió algo de ese esplendor ganado cuando se había convertido en el polo gastronómico por excelencia de la Argentina. Ahora, desde la administración de Horacio Rodriguez Larreta prenden que la Costanera Norte reconvierta su cara.

Eclipsada por los restaurantes de Puerto Madero; Palermo Hollywood y otras zonas porteñas, el tradicional paseo renovará varias de las concesiones de comida que sobrevivieron a sus años de esplendor y que todavía mantienen una ‘marca registrada’ en el negocio gastronómico local.

Además de Bahamas, que dará paso a otro restaurante de nombre a partir de mitad de este año por haberse vencido su contrato, dejarán de funcionar otros emprendimientos emblemáticos de esa zona como Los Platitos; El Palacio de la Papa Frita; Aquellos Años; El Padrino; Happening y El Espigón Abanico, entre otros.

La salida de estos locales de la zona se debe a que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reactivó un plan para relicitar las concesiones de estos locales que vienen operando con permisos precarios y cánones muy bajos. Será un proyecto con el que se buscará instalar un nuevo polo gourmet en esa zona cercana al Aeroparque metropolitano.

Según El Cronista, desembarcarían marcas como la cadena de heladerías Pérsicco; el restaurante cinco estrellas Azul Profundo; Moby Dick; Brandy y Kansas.

También están en la gatera Gardiner y Tequila. Todos formarían parte de este proceso de renovación de la tradicional zona gastronómica que inició el gobierno porteño en marzo del año pasado con la renovación de las concesiones de varios terrenos.

Son predios con contratos vencidos desde 2009 y venían funcionando con permisos precarios dentro de una zona catalogada como Urbanización Parque (UP), lo cual obligaría a que sea un espacio verde y no un polo comercial.

Sin embargo, seguirán funcionando gracias a un master plan para la Costanera Norte, que incluye más metros de espacio verde en el marco de un proyecto a 20 años para agregar unas 530 hectáreas al sector de la Costanera, desde el Club de Pescadores hacia el Norte.

El proyecto había quedado en suspenso por una denuncia judicial, hasta que en 2014 la Sala I en lo Contencioso Administrativo y Tributario hizo lugar al recurso de apelación interpuesto por la administración porteña.

Así, el gobierno avanzó nuevamente en el proceso de concesión de los terrenos con cánones que se fijaron para los predios que van entre los $59.000 y $214.000 mensuales, según los pliegos.

Además, el tradicional paseo incorporó 200 bancos para pescadores, juegos temáticos para niños, plazoletas de descanso, bicicenda y una senda aeróbica. También, espacios verdes que incluyen 4800 m2 de canteros y la plantación de 50 árboles nativos nuevos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...