Palermo: El barrio, vallado y listo para la salida del presidente de Obama

Cortes-ObamaSorpresa y expectativa. Con esas dos sensaciones amaneció Palermo, en los alrededores del Palacio Bosch donde se aloja a Barack Obama.

El Diario Clarín publicó una nota en la que cuenta que recorrió la zona desde las 7 de la mañana y ya muy temprano se montó un impresionante operativo de seguridad para proteger al presidente estadounidense y su familia.

El palacio neoclásico donde se aloja Obama con su familia -su esposa Michelle y sus dos hijas-, es la residencia del embajador americano desde hace más de un siglo. El cruce vallado de Figueroa Alcorta y Sarmiento recibió a los madrugadores automovilistas, que eran redirigidos por el personal de la Policía Federal que redirigían el transito.

Las camionetas de los canales y los periodistas se agrupan en avenida del Libertador e Iraola. Los fotógrafos exprimen el zoom: están en un perímetro a no menos de 150 metros, ubiquen donde se ubiquen.

El operativo es imponente: hay cerca de veintena de camionetas de transporte de efectivos de seguridad, perros policía, policía montada y en cuatriciclos.  En todas las entradas, se exige una acreditación que sólo pocos y tras muchos trámites lograron conseguir. También se deja pasar a los vecinos que acrediten su domicilio en las inmediaciones.

Alrededor del Palacio Bosch, los bosques de Palermo se muestran en su mejor aspecto, cuidados. Como si nada, deportistas con zapatillas coloridas y auriculares siguen su cotidiano entrenamiento. Los empleados que cuidan la limpieza del Parque de juntan a charlar y no pueden acceder a un parte de los Bosques, por el vallado. Uno deja encendidas las cortadoras de césped quemando combustible mientras se acerca a mirar el “espectáculo” por un rato.

En la esquina de Avenida Colombia y Sarmiento pueden verse más autos especiales. El servicio de seguridad vigila las entradas con acento neoyorkino. Se espera con expectativa la salida de “la Bestia”, el auto especial que trasladará al presidente norteamericano, cerca de las 10, con destino a la Casa de Gobierno. Allí comenzará la agenda oficial. Pasadas las 9, cerca de medio centenar de motos ya empezaron a apostarse en la zona.