Palermo: Organizada por UNICEF, la novena edición de la prueba atlética contó con 8 mil corredores

Miles de personas corrieron ayer en los Bosques de Palermo por la educación inicial, en el marco de la novena edición de la carrera de Unicef. La competencia, la primera carrera de calle del calendario de la Ciudad de Buenos Aires, tuvo un circuito competitivo de 10 kilómetros y otro participativo de 2. El dinero recaudado, unos 3 millones de pesos entre inscripciones y aporte de sponsors, será destinado a promover la eduación inicial.

Se largó a las 8.30, con buen clima y el cielo despejado. Después del receso de verano, otra vez Palermo volvió a llenarse de corredores desde bien temprano. Primero hubo una largada simblólica de alumnos de escuelas porteñas, ya que la “meta” que Unicef propuso en la carrera de este año es que “todos los chicos y las chicas puedan acceder a servicios educativos y de cuidado” desde la sala de 3.

En los bosques, vestidos con el rojo de la remera oficial de este año, miles de corredores se reunieron frente al escenario para hacer la entrada en calor. Julián Weich, embajador de Unicef en Argentina, yMaju Lozano, fueron quienes animaron a la multitud con los primeros movimientos al ritmo de la música. Hubo, como siempre, carpas de grupos de entrenamiento, y el clima de fiesta habitual en este tipo de competencias.

Mirá también: Elisa, la abuela atleta que cruzó los Andes y esta vez hizo de guía

Aunque en ediciones anteriores la inscripción alcanzó los 10 mil corredores, en esta oportunidad hubo unas dos mil personas menos debido a que muchos, a la hora de inscribirse, no llegaron a tiempo con el certificado de aptitud física que, por ley, se pide desde ahora. Es que el año pasado la Legislatura porteña aprobó una norma que obliga a presentar dicha documentación, firmada por un médico,para competencias de 5 kilómetros o más que se disputen en la Ciudad. Para la carrera de hoy hubo muchos que no llegaron a tiempo, y también se supo que hay demoras en centros de diagnóstico por la cantidad de gente que solicita turnos para hacerse los estudios, lo que también habla de la magnitud del fenómeno del running.

Animadores: Julián Weich y Maju Lozano. Fotos Alfredo Martínez

Animadores: Julián Weich y Maju Lozano. Fotos Alfredo Martínez

Los más rápidos entre los varones fueron Dante Mansilla (32m35s),   Gabriel Lloyd (34m10s) y Luciano Pared (34m18s). Viviana Chávez (35m55s), Noel Tow (38m53s) y Lorena Lázaro (39m20s) integraron el podio femenino. En la categoría especial caballeros se destacaron Rubén Sánchez, Facundo Combo y Emiliano Irrazábal; y en damas, Romina Sapir, Romina Rovelo y Carolina Correa.

“La educación inicial es fundamental en la vida de los chicos”, afirmó Florence Bauer, representante de Unicef Argentina. “Lo que sucede con un niño o una niña en sus primeros años de vida es determinante para su bienestar presente y para su futuro. Los chicos y las chicas que están en las salas de 3, 4 y 5 años están mejor preparados para empezar la primaria, aprenden más y abandonan menos la escuela”, agregó. En estos nueve años, la entidad alentó a la sociedad a correr para que los chicos y las chicas asistan a la secundaria y que no abandonen sus estudios.

En carrera. La largada fue a las 8.30. Fotos Alfredo Martínez

En carrera. La largada fue a las 8.30. Fotos Alfredo Martínez

El domingo 3 de abril, en Rosario, se llevará a cabo una nueva versión de la carrera con el mismo objetivo, que es concientizar para que todos los chicos y las chicas estén en la escuela a partir de los tres años.

Ayer en Palermo, al hecho de correr para mejorar el estado físico, la salud y la calidad de vida, entre los miles de motivos de cada uno de los corredores, se sumó el incentivo de la solidaridad.