Palermo: El Gobierno quiere levantar un nuevo polo inmobiliario.

palermoUna nota publicada en el portal online del Diario El Cronista, informó que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) financiará la construcción de un desarrollo inmobiliario en la zona de Palermo. El nuevo emprendimiento se ubicará en un radio que abarcará desde la avenida Juan B. Justo hasta la calle Godoy Cruz, y que también incluirá una playa de estacionamiento subterránea para más de 600 vehículos; nuevos parques públicos y la renegociación de todas las concesiones de los locales que ya funcionan en esa franja. Se trata de terrenos valuados en su totalidad en $ 2.572 millones y que también abarcan a otros predios ferroviarios ubicados en las zonas de Liniers y Caballito.
En el caso de Palermo, si bien la decisión afecta los terrenos donde se construyó el último centro comercial levantado por IRSA, conocido como Distrito Arcos, este shopping quedará afuera del plan que encarará el organismo oficial.

La semana pasada se conoció una decisión del Estado Nacional, a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que ordenaba la caducidad de las concesiones de todas las empresas privadas con operaciones comerciales en dichos terrenos.

Esta decisión también incluía al shopping de IRSA. Sin embargo, fuentes del mercado explicaron que Distrito Arcos se encuentra fuera del master plan del Gobierno para esos predios (ver recuadro), y recordaron que el holding que dirige Eduardo Elsztain tiene un contrato de concesión por 25 años firmado en 2014 con el gobierno kirchnerista.

También voceros oficiales reconocieron que Distrito Arcos “está afuera” del emprendimiento que financiará la Anses, por lo cual es probable que lo que se termine discutiendo entre IRSA y el Estado Nacional sea un aumento del canon que el holding privado paga por el uso de los terrenos y que en la actualidad llega a los u$s 400.000 por mes.

Pero no sólo a IRSA se le recompondrá el pago. También deberán abonar más el resto de los locatarios de terrenos ferroviarios que quedaron bajo la órbita de la AABE. Bajo esta sociedad estatal funciona Playas Ferroviarias de Buenos Aires, cuyo capital está conformado por las playas ferroviarias de Liniers, Palermo y Caballito, y cuyas acciones se reparten en un 9’% para la Anses y el 10% restante para el Ministerio de Economía.

Y sus autoridades apuntan a 120 contratos de concesión de locales que funcionan en la franja ferroviaria que va desde Liniers, pasa por Caballito y finaliza en Palermo. La decisión afecta a empresas como la maderera Sacheco, Pinturerías Rex, Blaisten; y a terrenos del Club Ferrocarril Oeste.

El Tribunal Nacional de Tasación realizó un revalúo de las propiedades que servirá para ajustar paulatinamente el precio de los alquileres de esos locales comerciales.

La semana pasada, Diego Bossio, director Ejecutivo de la Anses, recorrió el predio ubicado entre Godoy Cruz y Juan B. Justo, y anunció que el organismo “avanza fuerte para poder abrir licitaciones pronto para las primeras fracciones de tierra”.

Según Bossio, el master plan del proyecto, para el cual fue convocada La Sociedad Central de Arquitectos, incorpora la construcción de áreas deportivas y culturales, centros educativos y de salud; espacios comerciales y gastronómicos. “Asimismo, prevé la creación de espacios verdes de esparcimiento, una amplia circulación peatonal, bicisendas y acceso a las paradas de transporte público”, agregó el funcionario, quien también destacó que todo el desarrollo “se implementará sin alterar la memoria e identidad de cada zona”.