Palermo: Cartoneros juntaban basura y la quemaban en pleno barrio

BasuraEn pleno Palermo, funcionaban un corralón de materiales sin habilitación y un centro de acopio de basura ilegal donde los cartoneros quemaban montañas de desperdicios. Estaban en terrenos desafectados del ferrocarril San Martín, cerca de Honduras y Juan B. Justo. La Fiscalía General porteña allanó el lugar a raíz de denuncias de vecinos, que se quejaban por el humo.

Una nota publicada en el Diario Clarín, de donde se tomo la fuente y la imagen, informa que el allanamiento se hizo el jueves, en terrenos bajo la órbita de Adif, la empresa del Estado nacional que administra los predios ferroviarios. “Los vecinos denunciaron que el lugar se usaba para acopiar basura y que los cartoneros quemaban plásticos y hasta restos de computadoras, lo que generaba un humo negro tóxico”, contó la fiscal de Cámara, Verónica Guagnino, a cargo de la Unidad Fiscal Sudeste.

En el predio hay dos galpones. En uno de ellos, reveló la fiscal, confirmaron que había un depósito ilegal donde se acopiaba y separaba basura. “Venían camiones de gran porte para llevarse los materiales reciclables”, afirmó. Durante el allanamiento, que se hizo con el apoyo de la Policía Metropolitana, secuestraron una cantidad de basura equivalente a la carga de tres camiones y tomaron muestras del suelo. No clausuraron el galpón, porque allí viven unas siete familias con chicos, pero dejaron una consigna policial para que no se siga acopiando basura.

En el otro galpón funciona “HDL Distribuidora S.R.L”, que vende materiales para la construcción. “Este corralón no tiene habilitación del Gobierno porteño ni podría tenerla, porque no cumple con las normas ambientales para el manejo de materiales áridos. Su venta a granel está prohibida y sólo se los puede ofrecer envasados, sin que entren en contacto con el aire o el suelo. Y ellos ofrecían l ladrillos, cal, cemento, piedras y arena, entre otros. También almacenaban hidrocarburos en tanques. Y tenían 10 trabajadores no registrados”, aseguró Guagnino.

Según la fiscal, el responsable del corralón dijo que pagaban $ 15.000 de alquiler a la Adif, aunque no tenían un contrato. “En este sector también se tomaron muestras del suelo para analizar el impacto de la contaminación. El galpón fue clausurado”, concluyó Martín Ocampo, el Fiscal General de la Ciudad.