Palermo: Tolerancia cero a los infractores vehiculares

Luego de la repercusión del “loco del hacha” y sus réplicas en este barrio porteño, los vecinos volvieron a dejar sus advertencias a un automovilista que estacionó sobre la línea amarilla.

El auto que recibió la amenaza estaba estacionado sobre la calle Fitz Roy, a metros de Nicaragua, sobre la línea amarilla. Por ese motivo, le señalaron al conductor: “Garage”.
La advertencia anterior había sido para un vehículo detenido también sobre la calle Fitz Roy al 2000 y, al parecer, el dueño de casa se molestó al ver la entrada de su estacionamiento obstaculizada y decidió advertirle cuál sería su reacción si volvía ver el rodado ahí.
En esa oportunidad, vecinos contaron a minutouno.com que poco antes de las 18 el dueño del auto se llevó la sorpresa cuando regresó por él, y se retiró tras realizar numerosos insultos.