En la Ciudad: La calle se viste de candombe con la 8va. Llamada de San Telmo

Treinta comparsas de candombe desfilarán el sábado 7 de diciembre desde Independencia y Defensa hasta el Anfiteatro del Parque Lezama celebrando la 8va. llamada de San Telmo. El sábado 7 de diciembre durante la 8va. Llamada de San Telmo, donde treinta comparsas de candombe (de Buenos Aires e interior del país) desfilarán entre las 16.00 y las 22.00 desde Independencia y Defensa hasta el Anfiteatro del Parque Lezama, para disfrutar una vez más de esta fiesta popular del tambor y la danza de raíz afro en las calles de la ciudad.

Según informa el portal Terra, este año, la Llamada de candombe de San Telmo está organizada desde la reunión de comparsas de Buenos Aires autoconvocadas a comienzos del año para la organización y gestión de este evento tan esperado. La 8va. Llamada cuenta con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Nación para la logística e infraestructura del evento.

El candombe es una expresión sociocultural de origen afro-rioplatense vinculada al toque de tambores y la danza y en su característica de “llamada de comparsas de candombe afrouruguayo”-

Implica el desfile de diversos grupos, quienes recorren las calles tocando los tambores (denominados chico, repique y piano) y danzando, llevando colores característicos de cada grupo identificado en los vestuarios y tambores.

En muchos de los grupos se destacan los personajes y elementos característicos del candombe tales como la mama vieja, el gramillero y el escobero, trofeos (media luna y estrella), banderas y estandarte.

La elección del recorrido y de su ubicación en el barrio de San Telmo se refiere al pasado y a la vigencia del candombe.

Por una parte, se expresa una evocación al pasado histórico: desde la época colonial hasta fines del siglo XIX se caracterizaba dicha zona por la presencia de familias negras esclavizadas-

Luego sus descendientes, quienes practicaban cantos, música y bailes, práctica que llevó a que se denominase a ciertas zonas del centro de la ciudad como “el barrio del tambor”.

Dichos candombes con el devenir histórico de negación de la presencia de la población negra, la exclusión, la prohibición del tambor, para mencionar algunos factores, quedaron restringidos a la esfera doméstica y privada, invisibilizados para la sociedad más amplia.

En el siglo XX, en especial a partir de la presencia de familias afrodescendientes llegadas de Uruguay, la práctica del candombe (en vinculación a la expresión montevideana) vuelve a revitalizarse en las calles del centro histórico de la ciudad, destacándose las llamadas tradicionales de feriados desde la Plaza Dorrego hasta el Parque Lezama.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...