En la Ciudad: Tours en bici o al trote, para visitantes y locales

Son las nuevas modalidades para conocer los rincones de Buenos Aires y alrededores. Una tendencia ya instalada en Europa y Estados Unidos, que acá gana adeptos.

tours

El clásico tour en micro o camioneta con un guía que, micrófono en mano, señala “a la derecha la Casa Rosada y a la izquierda, la Catedral” no es la única alternativa para conocer la ciudad. Lo nuevo es vivir esta experiencia más directamente y poniendo el cuerpo.

Así, correr, andar en bicicleta o remar son actividades deportivas que se enlazan hoy con lo turístico. Ya son muchos los extranjeros que conocen el Obelisco, la Casa Rosada, Puerto Madero, San Telmo, Tigre o la Boca, entre otros, al ritmo de una maratón, en bici o, si el medio lo permite, en kayak. Si bien es una tendencia muy utilizada en otras ciudades del mundo, se va extendiendo en nuestro país.

Propuestas

URT (Urban Running Tours), en 2008, se transformó en la primera empresa en ofrecer servicios de “Running” para conocer Buenos Aires y sus lugares más emblemáticos de una manera diferente. “El objetivo es mostrar la ciudad de una forma dinámica y deportiva, divirtiéndonos y pasando un buen momento, permitiendo al pasajero empezar o terminar su día haciendo ejercicio”, explica Diego Besaccia. Durante un tour regular, se realizan 10 kilómetros, y la duración es de aproximadamente una hora y 20 minutos, según el ritmo de cada persona. El precio de un tour arranca en 50 dólares. La hora y la fecha lo programa el cliente, realizando la reserva on-line desde el sitiohttp://urbanrunningtours.com.ar

Otra opción la ofrece Running tour Buenos Aires, que también organiza paseos corriendo. “Se trata de salir a trotar a un ritmo aeróbico con el apoyo de un profesor de educación física. Mientras se ejercitan, el entrenador va contando historias y curiosidades de Buenos Aires”, explica Tomás Schweistein, profesor de educación física y creador de Running tour Buenos Aires. Hay varios circuitos ya trazados, que se orientan al público en general (local o turista), que suele salir a correr para sentirse bien. Por eso, la intensidad depende de la condición física de los que concurran. Los circuitos están diagramados por el Centro, Puerto Madero, Palermo, San Telmo y La Boca. Y se diferencian por niveles: Relax 35 minutos, Runner 1 hora y Maraton 1:40. Los precios arrancan en los 20 dólares. Quienes quieren probar el circuito en forma gratuita, pueden acercarse los domingos, a las 10, a la Catedral de Buenos Aires, desde donde se inicia un running tour por el microcentro. Más información en Facebook y en Twitter @runningtourba

También existe la posibilidad de recorrer la ciudad en bicicleta, actividad que resulta más lúdica y no requiere entrenamiento. Hay varios lugares que ofrecen esta modalidad. La Bicicleta Naranja, que funciona desde 2004, organiza tours de 3 a 4 horas, realizados con guías bilingües. “Desde un principio, la actividad se orientó al público extranjero, pero paulatinamente se fue ampliando para llegar a residentes, turistas del interior, empresas, institutos de idiomas, colegios y universidades”, comenta José María Oyharbide. Desde San Telmo parten tours de lunes a viernes, a las 9.30, y de lunes a domingo, a las 14. Entre ellos se destacan:

– Buenos Aires al Sur. Un recorrido por la zona más antigua de la ciudad, con sus características calles angostas y empedradas. Desde el primer asentamiento hasta la llegada de los inmigrantes italianos. Las grandes pasiones argentinas, el tango y el fútbol. También se recorre la Costanera y los barrios de San Telmo, La Boca, Puerto Madero, Reserva Ecológica y Montserrat.

– Buenos Aires al Norte. Es un circuito que combina historia y modernidad, con sus parques, sus grandes palacetes de estilo francés y la historia de los personajes que hicieron grande este país. Se pedalea por San Telmo, Puerto Madero, Retiro, Recoleta, Palermo Chico y Palermo (lagos y bosques).

– Buenos Aires de noche. Se recorren lugares imperdibles de la noche porteña. Desde la calle Defensa, con sus farolas antiguas, hasta la Plaza de Mayo. Luego se pedalea hasta  la Recoleta, con su Iglesia del Pilar íntegramente iluminada y Puerto Madero, con el atractivo Puente de la Mujer. También se visita San Telmo, Monserrat, Recoleta, Retiro y Puerto Madero.

– El Tigre y su delta. Se navega en lancha por el delta y se visita los lugares mas históricos del Tigre. Se conocerá el tradicional paseo Victorica, el museo de arte de Tigre y el museo Sarmiento.

En todos los circuitos los argentinos residentes cuentan con un descuento del 40% sobre el precio de $200.

Y para aquellos que disfrutan del agua, nada mejor que conocer el delta en kayak. El Dorado Kayak ofrece programas de día completo y de medio día. Se viaja en lancha hasta una isla, allá se imparte un instructivo básico de kayakismo; luego comienza el tour guiado por los ríos y arroyos  de la zona, de una hora y media, aproximadamente. Al volver, se toma la lancha de regreso a Tigre. El costo arranca en 250 pesos. “También organizamos salidas nocturnas a la luz de la Luna. Allí recorremos paisajes vírgenes y disfrutamos del contacto con la flora y la fauna local en el silencio y la quietud de la noche”, explica Juan Esteban, de la firma. El costo, en este caso, es de 550 pesos.