Mauricio Macri saludó a Su Santidad Francisco en el Vaticano

macri_ok

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, saludó ayer  en el Vaticano al Papa Francisco tras la ceremonia en la que fue entronizado como máxima autoridad de la Iglesia Católica y le manifestó su felicidad y alegría “por esta estela de esperanza que se apoderó de la Argentina y que va a contribuir para que todos estemos más unidos”.

“Estoy muy emocionado, como debe estar toda la Argentina. Es algo increíble estar acá en estas calles por las que caminé tantas veces y ver a miles de personas llegadas desde todo el mundo, conmovidas y esperanzadas por el Papa Francisco”, dijo Macri en declaraciones a la prensa.

El jefe de Gobierno porteño saludó al Santo Padre junto a su esposa Juliana Awada al término de la ceremonia.

Macri explicó que si bien él no integraba la comitiva oficial de la Argentina el Papa envió a una autoridad eclesiástica que lo invitó a ingresar a la Basílica de San Pedro para saludarlo.

“Para mí fue una sorpresa. Pude decirle que esta estela de esperanza, como él hablaba en su homilía, se apoderó de toda la Argentina y esto tiene que ayudar para que todos los argentinos estemos unidos”, afirmó.

“El tuvo palabras muy cariñosas como siempre. Me dijo ‘gracias por venir’, algo increíble, que un Papa te agradezca por venir”, dijo Macri.

“Pero me dijo que le había fallado porque no le traje a Antonia. La última vez que hablamos en persona yo le prometí que la próxima vez que lo viera le iba a presentar a Antonia, pero no pensé que la tenía que traer aquí. Era muy complicado”, comentó risueñamente el jefe de Gobierno.

Macri destacó el mensaje “a favor del amor y la bondad” que pronunció el Papa Francisco en su homilía de asunción y sostuvo que sus palabras “son coherentes con su trayectoria, su ejemplo de vida, con el nombre que eligió y con todo lo que siempre predicó en defensa de los que más necesitan”.

“Todos sus gestos ponen de manifiesto los valores de la humildad, la tolerancia y la austeridad que van a marcar su papado”, precisó Macri y agregó que “tiene que ser una buena oportunidad para unir a todos los argentinos y para que trabajemos por ese futuro que nos merecemos. Eso es lo que él sueña y creo que desde su lugar también nos va a ayudar”.