En La Ciudad: El Zoológico porteño seguirá en manos de la misma concesionaria

El Zoológico porteño seguirá en manos de la misma concesionaria que lo administra actualmente, que en el polémico remate realizado esta mañana, realizó la oferta más alta para su explotación con un canon mensual de $ 1.010.000. La base de la subasta había sido de $ 143.500.

El remate se realizó en medio de algunos incidentes y gritos de grupos ambientalistas y militantes cercanos a los legisladores María José Lubertino y Adrián Camps, que cuestionaron duramente el mecanismo y las condiciones del contrato.

La ganadora fue la concesionaria actual, Zoo de Buenos Aires SA, que se impuso después de varias ofertas a una UTE integrada por los dueños de Parque de la Costa y Fénix Group. El tercer interesado, la sociedad Acuario, se bajó rápidamente tras las primeras ofertas.

El sistema del remate se había frustrado dos veces (una por falta de oferentes y la segunda por una medida judicial) y finalmente se concretó esta mañana en la sede central del Banco Ciudad. Zoo de Buenos Aires se quedará con la concesión por otros cinco años.

El actual contrato fue otorgado en 1991 por el ex intendente Carlos Grosso y venció en febrero del año pasado, por lo que Mauricio Macri, firmó una prórroga que extendió la explotación por seis meses hasta el 31 de julio de 2011 a la actual gerenciadora, Zoo SA.

El Ejecutivo porteño decidió entonces evitar una nueva licitación por 20 años y optó por rematar la concesión sólo por cinco y de esta manera evitar que el acuerdo tenga que ser confirmado por la Legislatura.

Al considerar la medida inconstitucional, el diputado porteño Adrián Camps (Socialismo Auténtico) fue a la Justicia y consiguió frenar el remate con una medida cautelar, que luego fue levantada por la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones porteña.