En la Ciudad: Ante el temporal, fue positiva la respuesta de los aliviadores del Maldonado

El Gabinete porteño analizó la forma positiva en que respondieron los canales aliviadores del arroyo Maldonado ante las fuertes tormentas que afectaron a la Ciudad de Buenos Aires en las últimas horas.

El jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, destacó que “frente a los efectos de estas últimas lluvias ya se puede ver el impacto positivo de la obra del Maldonado” luego de que en los últimos días entró en funcionamiento el canal aliviador largo.

“Ayer prácticamente no hubo agua acumulada a lo largo de toda la avenida Juan B. Justo”, afirmó esta mañana en declaraciones a la prensa.

El plenario de ministros, que fue encabezado por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, se realizó en la sede de la Unidad de Proyectos Especiales de Deportes, en el barrio de Palermo.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que se reanuden las negociaciones con el Gobierno nacional por el traspaso del subte, Rodríguez Larreta reiteró que “queremos hacernos cargo del subte y siempre vamos a estar dispuestos a dialogar”.

Pero advirtió que “para eso tiene que haber un acuerdo que contemple lo mismo que venimos pidiendo desde principios de año”.

“Eso significa que nos digan cómo, cuándo y cómo se van a financiar las obras que el Gobierno nacional había comprometido en 2006, firmado de puño y letra por el ex presidente Néstor Kirchner, y que son esenciales para la seguridad de la gente”, afirmó.

Sostuvo que una de las alternativas que facilitaría el curso de las negociaciones es que el Gobierno nacional conceda el permiso para que la Ciudad de Buenos Aires pueda acceder a financiamiento externode organismos de crédito internacional.

“Se trata de una simple decisión política. Es un trámite muy fácil. Hay muchos organismos de crédito, como el BID y el Banco Mundial, que ya nos dijeron que están dispuestos a financiar a la Ciudad para las obras de mejoramiento de la red de subtes. Para eso estamos pidiendo el permiso”, subrayó.

Finalmente, el jefe de Gabinete manifestó que “fue increíble” la actitud que asumieron los metrodelegados al no acatar la conciliación obligatoria dictada durante el conflicto.

Rodríguez Larreta señaló que “hay muy pocos antecedentes de una conducta así en la Argentina” y dijo que por ello el Gobierno de la Ciudad les impuso una multa y elevó un pedido para que les quiten la personería gremial.